Sexto trayecto

Volviendo…recordando mis viajes

En este texto me remito a lecturas que hice en otros módulos de la maestria y que encuentro aplicables a la tarea de la semana. 

A lo largo de la historia, el ser humano como sujeto cognoscente, ha buscado maneras de maravillar y sorprender a otros, con efectos que seguramente denominaríamos  mágicos. Claro que no existen pruebas tangibles de esos hechos, sólo textos que los cuentan . Aún de esos hechos sin pruebas pero con memoria, la magia ha formado parte de la vida del hombre, en ocasiones como un aspecto fundamental de lo misterioso y de lo religioso (Mitos), atribuyéndole ser señal de los dioses la ocurrencia de hechos  fundamentales en su existencia diaria.

 En la modernidad, con la irrupción de las Tecnologías de Información y Comunicación, se presentan situaciones sorprendentes  a las que se les podría denominar  mágicas, pues ocurren fenómenos casi increíbles para las personas que no sean legos en los asuntos de los avances tecnológicos, asuntos tales como la desterritorializaciòn, la instantaneidad, la simultaneidad, presentes en estos cursos de contenido abierto, por ejemplo.

El sujeto cognoscente está anclado a una serie de circunstancias que se podrían llamar también “lugares comunes”: un saber, unas mediaciones (lenguaje, normas, signos, instrumentos…) una conciencia (ejercicio reflexivo), unos espacios (virtuales o presenciales), unos tiempos(sincrónicos- asincrónicos) y unas interacciones(intercambio, reconocimiento de sí mismo y del otro).

En su artículo,” El concepto de ambiente virtual de aprendizaje desde una perspectiva mediacional”,la profesora Giraldo, en los mitos que describe,señalan la instrumentalización del concepto de ambiente de aprendizaje (aplicable a la presencialidad y a la virtualidad) como ese lugar común en el que la manera de adquirir el saber se da mecánicamente, segmentado, sin dar espacio a reflexiones que provoquen toma de decisiones y transformaciones en el sujeto mismo y en su entorno; se da como un aprendizaje limitado a contenidos, en el que sólo importa saber el saber.

En esta línea, las mediaciones se tornan como medios para llegar a un fin, no hay una conciencia, es decir, un ejercicio reflexivo acerca de las posibilidades que brinda la tecnología en relación con el saberse en el mundo.

Se evidencia también en estos mitos, concretamente el fenómeno de la desterritorializaciòn con los juegos de tiempo y espacio, en los ambientes de aprendizaje mediados por TIC, y que al instrumentalizarlos, dicho proceso no se da  continuo, se da fragmentado, sin sentido y descontextualizado.

Estos mitos, optimistas y pesimistas (reitero, son evidenciables no sólo en ambientes de aprendizaje virtuales, sino  también en los presenciales), convierten estos ambientes en meros instrumentos cuando las interacciones de los estudiantes y  de los docentes se limitan al contacto con el artefacto, cuando una metodología se basa únicamente en seguir unas instrucciones (estudiante) y establecerlas (docente).

Podríamos referirnos a un mito optimista contemporáneo asociado a la tecnología con los placeres estéticos que   producen los  hipermedias  y que yo los  asumo aquí como  mediadores en procesos de aprendizaje desde la virtualidad. Sabemos que se dan aprendizajes significativos cuando están involucrados el mayor número de sentidos, cuando se potencia la interacción consigo mismo y con otros, cuando hay intercambio de ideas, cuando hay reflexión acerca de los roles, de sus acciones transformadoras en el mundo interior y en el mundo exterior del sujeto.La mediación de las TIC  en ambientes de aprendizaje, deben suponer la adquisición y construcción de saberes desde la interacción(con el yo, con el otro, con los objetos y con las cosas)

Algunos  autores han abordado el aprendizaje desde lo individual y lo colectivo y lo señalan con diferentes palabras: Giddens, afirma que en la configuración del yo, se requiere de los otros; Mead, nos habla del self y el otro generalizador; Ausbel, que el conocimiento se construye gracias a la mediación de los otros; Vigotsky, se refiere al aprendizaje social, en colectivo; Novak, desde su propuesta con herramientas de aprendizaje, dice que el conocimiento se comparte, pues no hay una sola forma de aprender; Blakemore, habla de cerebros sociales, convivir con otros cerebros; Driscoll (2000) habla del aprendizaje como un estado de cambio duradero (emocional, mental, fisiológico) obtenido como resultado de las experiencias e interacciones con contenidos o con otras personas;Siemens, en su teoría del conectivismo,señala que el conocimiento personal se compone de una red, la cual alimenta a organizaciones e instituciones, las que a su vez retroalimentan a la red, proveyendo nuevo aprendizaje para los individuos.wordle

Me permito expresar que la metodología trabajada en DocTic, es contenido y continente de muchas de estas teorias, que le permiten al aprendiz , al moderador y a participantes (pasivos),construír nodos, conexiones y ampliar redes de conocimiento. 

Anuncios

Quinto trayecto( a mitad del camino)

Mi propuesta de intervención,todo un sueño!!!

He aquí  el borrador de mi propuesta de intervención. Manifiesto que es todo un sueño porque siempre he querido abrir un espacio dentro de mis prácticas,  que permita a los estudiantes que son inquietos por la escritura y por la lectura encontrarse con ellos mismos ;un espacio que no tenga que pasar por juicios valorativos como requerimientos académicos, y que además, porqué no, seducir a aquellos que no han pensado en ello.

Docencia en Ambientes de Aprendizaje mediados por TIC
Propuesta de intervención
Primera versión

 Semillero de producción escrita “Contémosnos”

 Análisis inicial / Justificación

Se podría considerar que el pensamiento es el primer invento en la historia de la humanidad, el segundo, el lenguaje. Hace más de 3.500 años, el pueblo sumerio inventó la forma de dejar en la memoria colectiva, el pensamiento y los grandes hallazgos. Fue la palabra en el tránsito del habla a la escritura, lo que permitió éste gran descubrimiento. De ahí en adelante, el ser humano está condenado a pensar a través del lenguaje y de su forma más sofisticada, la palabra.

 La palabra, esa cosa maravillosa que posee el hombre, que lo habita, que lo persigue, que lo acosa, que lo alienta; aquello que le da existencia a lo que está ahí, dentro y fuera de sí. La palabra, hablada o escrita, es la responsable de todos los procesos de aprendizaje que se producen en él.

 Es así que la escuela, desde el área de Lengua Castellana, tiene la misión de desarrollar en los estudiantes las habilidades comunicativas básicas ( hablar, escuchar, leer y escribir) tal y como lo establecen los lineamientos curriculares y estándares básicos planteados por el MEN en el artículo 78 de la ley 115 de 1994, Ello debe conducir a una formación integral de los educandos como seres sociales, capaces de poner en práctica, los conocimientos (saberes), las destrezas (saber hacer) y las actitudes (saber ser, saber estar) en distintas situaciones y contextos, propiciando la reflexión crítica y responsable de lo que implica en la formación de valores éticos y morales, y partiendo de la educación como un elemento no sólo informativo  si no  formativo.

 Las instituciones educativas plantean entonces unos parámetros y unos niveles de desempeño, que deben evidenciarse en el “saber hacer en contexto”, es decir, en las pruebas masivas (SNP – ICFES) como medida demostrable en los alcances académicos de los estudiantes. Es entonces que a los docentes del área, se les presenta el gran reto: formar lectores-escritores que muestren en dichas pruebas lo que han aprendido. Sin embargo el problema que se vislumbra (desde mi mirada) es más que eso “niveles de desempeño en pruebas estatales “, considero que son una multiplicidad de problemas (ríos que desembocan  en el mar de las deficiencias: la escritura o también llamada producción de textos, lo que alude inevitablemente a los procesos de lectura.

 La propuesta de intervención, desde esta línea, no solucionará los problemas , pues sería una quimera. En cierto modo, será un espacio de interacción, reflexión, autoevaluación y aprendizaje individual y colaborativo, desde el desarrollo del pensamiento crítico en construcción metacognitiva del saber, apropiándose de la tecnología (internet)  como un mediador entre el aprendiz y el saber.  

 Propósito de la intervención

Leer y escribir, es mediar con el otro, con los otros y con el conocimiento. Es a través de esta mediación que se construye y se transforma el entorno, se confronta el mundo, el mundo individual, cultural, social. El propósito primero de esta intervención será el de crear en los estudiantes la necesidad de leer y escribir textos que expresen además de los sentimientos, los deseos,  las emociones   y las  ideas, el pensamiento crítico, por medio de la interacción con otros pares, usando como herramienta de aprendizaje según el informe Horizon http://www.nmc.org/pdf/2010-Horizon-Report-es.pdf una de las tecnologías emergentes: los contenidos abiertos, aprovechando las posibilidades que brindan los  sitios web y los  blog.

Otros objetivos que se pretenden alcanzar con esta intervención:

– Que los estudiantes exploren las posibilidades que ofrece la internet para su desempeño académico, como complemento de las actividades escolares.

-Encontrar aplicabilidad de los contenidos académicos, fuera del aula de clases(a través de las actividades de aprendizaje  propuestas en la intervención), de manera que las prácticas sucedáneas se conviertan en prácticas auténticas, hallando resonancia en las experiencias  cotidianas de los estudiantes.

 Componentes de intervención: Participación

 Las TIC cumplen, una función insoslayable en los procesos de socialización y consecuentemente en los procesos de aprendizaje. Giddens afirma que “La modernidad es inseparable de sus «propios» medios, el texto impreso y más tarde la señal electrónica.” (1997: 38). Los adolescentes no sólo usan la tecnología, piensan, viven y actúan e interactúan con el ambiente y con los otros, a través de ella.

Los adolescentes se encuentran según la teoría de Erikson 1950, en la etapa de la Identidad vs. Confusión de roles, en la que presentan unas características diferenciadoras, entre ellas están: la seguridad en sí mismo, la experimentación con el rol que juega en la sociedad, el aprendizaje por el contacto con el medio, la polarización sexual, la integración al grupo de pares, el compromiso ideológico, la perspectiva temporal, entre otras.

 En esta etapa tiene un papel privilegiado el grupo  de pares, es aquí donde empieza a cobrar importancia el contacto constante con los grupos de amigos y compañeros de estudio, lo que los lleva a establecer redes de comunicación,“Los jóvenes de la Educación Básica  conviven con  las TIC, tanto dentro como fuera de la escuela, hacen uso de una serie de objetos tecnológicos que les sirven para establecer relaciones sociales, es decir, están en contacto con sus amigos, compañeros y familiares a través de los distintos dispositivos que hay en el medio” Martín 1998.

 El adolescente necesita estar conectado permanentemente con los diferentes  grupos sociales a los que pertenece, haciendo uso de la oralidad y de la escritura como herramientas básicas, y se va apropiando de las múltiples posibilidades que le ofrece la tecnología. Giddens expone  que “Prácticamente toda experiencia humana es una experiencia mediada (por  la socialización y la adquisición del lenguaje, […]  que es el medio primordial” (1997: 37) en esta misma dirección, dentro de sus estudios, afirma que  los cambios de identidad del ser humano en las diferentes culturas, quedan claramente marcados, como en éste caso, la transición del individuo de la niñez a la adolescencia por ejemplo. “El «nuevo sentido del yo» […] se construye como parte de un proceso de introducción de formas sociales innovadoras” (1997: 49).

 Es en este sentido en el que la intervención cobra importancia, en los estudiantes del grado 8°de la institución en la que sirvo. La producción  de textos, a partir de eventos significativos de la vida cotidiana, teniendo como referencia textos (escritos,  iconográficos, musicales, audiovisuales) y actividades  sugeridas, en el sitio web, creado por el docente-moderador, será la actividad de aprendizaje planteada. Para ello,se estimulará a los estudiantes para que creen un blog , en el que expresen sus puntos de vista acerca de las proposiciones que se plantean el sitio web diseñado por el docente-moderador; así mismo los aprendices plantearán propuestas  de trabajo para los demás participantes; compartirán sus reflexiones acerca de las actividades realizadas y  escribirán comentarios que  retroalimenten los procesos creativos de los otros. De este modo la participación de los estudiantes evidenciará que ellos son el centro del las prácticas pedagógicas.

 El docente-moderador desde el sitio web (entorno de conocimiento compartido)  propone actividades de tal manera que estimule en los estudiantes la  lectura de textos,  la producción escritural, a partir del las conversaciones con los otros y con los textos, además de las propuestas del grupo ,  de las reflexiones personales y de  la retroalimentación o bloggeo entre los participantes.

 Componentes de intervención: Evaluación

La evaluación, tomada como un proceso continuo, que integra todas las dimensiones del ser humano, tiene que privilegiar  en este espacio. Los estudiantes, para participar del la propuesta, deben reflexionar acerca de sus gustos, sus habilidades, dificultades; también de sus experiencias, sus saberes.; aquí empieza el proceso de evaluación.

 Se les presentará una rúbrica, creada específicamente para que ellos vayan registrando en su blog los aciertos, limitaciones o dificultades que han encontrado durante el proceso, de tal manera que adquieran aprendizajes significativos.

La evaluación se tornará permanente, desde la reflexión personal de los procesos llevados a cabo y desde la retroalimentación del grupo y del docente-moderador.

Componentes de intervención: Moderación

 Según Piscitelli, 2005, los docentes no necesitan ser expertos en nuevas tecnologías sino dedicarse a hacer lo que ellos hacen mejor; que es coordinar el debate de ideas en las clases. Añade también que sí resulta fundamental que encuentren modos de incorporar en esas discusiones la información y el conocimiento que sus alumnos obtienen por fuera de las clases, en sus “vidas digitales”:

Así que para la dinámica de esta intervención, se hará necesaria la participación voluntaria de los estudiantes, por fuera del ámbito escolar, pero para complementar y enriquecer sus procesos académicos y consecuentemente formativos con la mediación de las TIC. La mediación de las TIC  en ambientes de aprendizaje, deben suponer la adquisición y construcción de saberes desde la interacción(con el yo, con el otro, con los objetos y con las cosas) y aquí  me permito utilizar el término (efecto moebius) que nos ofrece Pierre Levy (1999) sobre la virtualidad, como  ese movimiento permanente del interior al exterior y del exterior al interior como condición humana que construye al ser individual y social y en consecuencia, las  transformaciones del entorno y de las instituciones sociales.

Para dar comienzo al proceso, se implementarán  estrategias desde el aula de clases para que accedan en primera instancia al sitio web, que realicen las actividades propuestas y que se socialicen algunas en las clases.

Posteriormente, se llevará a cabo una reunión presencial con los estudiantes interesados en participar de la propuesta de intervención, en la que se socializará a través de una conversación, las expectativas que se presentan y en la que se les dará una inducción acerca de la creación de los blog. Este proyecto de intervención presenta  unos alcances a largo plazo y así mismo su duración se extiende en un tiempo indeterminado. Los factores de riesgo en caso tal que no se llevara a cabo, no tiene incidencias en la población, ya que es una intervención que se plantea para complementar las prácticas académicas y formativas, desde la producción escrita mediada por la tecnología y el docente- moderador.    

 Referencias

 Barbero, J. M. (Febrero de 2002). Jóvenes: comunicación e identidad. Pensar Iberoamérica, revista de cultura .Disponible en http://www.oei.es/pensariberoamerica/numero0.htm

 Barbero, J. M. ( Septiembre -Diciembre de 2007). Tiempos de incertidumbre. (E. Gutierrez, Entrevistador)Disponible en http://www.dialogosfelafacs.net/75/entrevista_75MartinBarbero.php

 Giddens, A. (1997). Modernidad e identidad del yo.El yo y la socieded en la época contemporánea. Barcelona: Península.

 Erikson, E. H. (1963). Childhood and Society. New York: Norton.

 Cáceres M. Ruiz San Román J., Brändle, Gaspar. (2009, abril 18). Comunicación interpersonal y vida cotidiana. La presentación de la identidad de los jóvenes en Internet. Cuadernos de información y      comunicación (CIC), 14,  213-231

 Piscitelli, A. (2009). Nativos digitales. Dieta cognitiva, inteligencia colectiva y arquitecturas de la participación. Buenos Aires: Santillana.

 Prensky, M. (2005). Listen to the natives. Educational Leadership , 63 (4), 8-13.

 Johnson, L., Smith, R., Levine, A., Stone, S. (2010). The 2010 Horizon Report : Edición en español. Austin, Texas: The New Media Consortium.

Cuarto trayecto

 La comunicación en mis clases

En esta grafica las líneas rojas representan los mensajes emitidos por el docente (información, instrucciones, explicaciones…), las líneas verdes los mensajes emitidos por las estudiantes, el rectángulo verde, la figura negra y las figuras azules (en su orden: tablero, T.V y textos guia) son los recursos utilizados generalemte durante las clases.
Después de reflexionar  sobre mi rol en el aula debo decir que…

El Maestro es el protagonista del cambio educativo!!! 

La intención de los maestros innovadores, es siempre, la de producir cambios  en el ámbito educativo  que vayan orientados hacia las transformaciones sociales, a través de sus prácticas pedagógicas.

Los docentes como excelentes estrategas, tenemos que potenciar en los aprendices bases para la autonomía personal, entre ellas, me referiré a dos: que el estudiante aprenda a aprender y aprenda a pensar.

Para potenciar la autonomía personal  se tienen como referentes diversos modelos: conductistas, de interacción social, personales, de procesamiento de la información… hay cierta apropiación (amplia o reducida) de cada uno de ellos para llevar a cabo la practicas de enseñanza.

Al referirme al término aprender a aprender desde las prácticas de enseñanza, tomo como punto central, el aprendizaje significativo, concebido por Ausbel, en el que se trata de desarrollar la actitud crítica y la capacidad de toma de decisiones del estudiante con respecto al nuevo conocimiento en relación  con  el que ya sabe.

Consecuentemente, todo docente debería  por lo menos comprender un poco (documentarse) sobre la formación y desarrollo de la estructura cognitiva y tener en cuenta que ésta depende del modo como las personas perciben los aspectos psicológicos del mundo personal, físico y social.

Dicho lo anterior, es pertinente señalar que cada individuo procesa la información de diferentes maneras, pues como lo anotan Novak y Gowin,1988 ,en la técnica de los mapas conceptuales, los aprendizajes que el estudiante   adquiere en su formación, van desde las características sensoriales hasta las más abstractas. Es por ello que como  docentes(moderadores, facilitadores), tenemos que apropiarnos de las diferentes estrategias y herramientas que faciliten un aprendizaje individual que potencie la autonomía  .

Existen actualmente infinidad de herramientas que han sido creadas  como “simuladores”  que representan gráficamente el proceso de aprendizaje. ¡Qué fortuna!  Esa gran red (el pensamiento) que está interconectando multitud de  ideas, que hacen innumerables asociaciones (palabras, imágenes, sonidos, aromas, formas, texturas…) tiene representaciones gráficas,visuales,auditivas… muy variadas, que aplicadas en momentos e intenciones determinadas, facilitan como anoté antes el aprendizaje eficaz o desde las palabras de Ausbel : el aprendizaje significativo.Entre ellas está la internet, con la que se pueden experimentar los placeres estéticos que señala Janet Murray en Hamlet en la Holocubierta. 

Al margen de los matices diferenciadores de los  recursos, cabe anotar que es el maestro quien orienta el uso y utilidad en sujetos y contextos específicos para potenciar el aprendizaje reflexivo y participativo.  Si bien es cierto que el aprendizaje es individual,  la necesidad de compartir los significados implica la negociación o sea la pertenencia a un grupo, ello lo  convierte también en aprendizaje social.

En  este  sentido no se puede soslayar el proceso de actualización y perfeccionamiento del maestro, que lo orienten hacia una reflexión constante acerca de sus prácticas de enseñanza y los cambios que puede generar desde su protagonismo en el aprendizaje de los estudiantes, como agente  potenciador en las transformaciones sociales con su misión “enseñar a aprender, enseñar a pensar”.

Pesquisas en el entorno

La evaluación ha sido un tema inquietante y controversial en todos los ámbitos, pero de especial recurrencia en el educativo.Entre mis compañeros docentes se presentan expresiones como: “cuando están muy necios , los arreglo con una evaluación” “ninguno merece un cinco” “esto no me lo gana nadie” “se las voy a tirar fácil p´que nadie me pierda” “que ganen todos, no me quiero echar esos muchachos de enemigos” “les pregunto lo mismo del teller p´que ganen” “todos sabemos que la evaluación es una exigencia institucional”.

Tomando estas expresiones como punto de partida, podría afirmar que no se evalúan procesos de aprendizaje, que la evaluación se torna como un patrón para homogenizar.

En diálogos con cmpeñeros y estudiantes, he logrado inferir que el proceso evaluativo no es continuo, ni promueve espacios reflexivos sobre los procesos de aprendizaje y enseñanza; que se presentan confusiones en la conceptualización y en el por qué de ello.

 Los estudiantes son evaluados de diferentes formas, pero ellas dan cuenta ( la mayoría de veces) de lo que el docente quiere(contenidos requeridos desde la planeación, desde el currículo).

La mayoría de estudiantes detestan la palabra evaluación y todo lo que se le parezca(quiz, exámen, prueba, taller, exposición, tarea…) y afirman que generalmente lo hacen por cumplir y que estudian para ser “mediddos” es más, no estudian mucho. Sus hábitos de estudio contemplan  métodos nemotécnicos para responder a preguntas amañadas por el docente, pocas veces se hacen la reflexión acerca de la aplicabilidad real del aprendizaje adquirido o de los contenidos que se trabajarán.

Mis compañeros aducen que la evaluación se torna difícil por el número de estudiantes en las clases, que si fuera menor, los espacios evaluativos podríen ser continuos y el aprendizaje tal vez sería significativo. Aunque la moyoría tiene experiencia en pedagogía, le prestan poca atención a la evaluación de los procesos de enseñanza-aprendizaje, se respira en el ambiente un adormecimiento sobre el tema, se cree que los estudiantes no aprenden porque no quieren, por los distractores y por falta de acompañamiento; y que el proceso de enseñanza está bien, según los requerimientos institucionales.

Los estudiantes dicen que estudian para el exámen, que lo que les pregunten mañana, ya no estará en susu recuerdos, que se acuerdan sólo de lo que les ha llamado la atención.

Los compañeros docentes, así mismo dicen que la evaluación es subjetiva, aunque hallan parámetros claros establecidos, se tiene en cuenta la actitud del estudiante.

En fin, el tema”evaluación” seguirá generando controversia, ambigûedad, confusión, nerviosismo, desagrado, mientras no gestemos cambios estructurales en nuestros esquemas mentales, en nuestra prácticas y en nuestros discursos.

Tercer trayecto

Tercer trayecto  

Evaluación, pesquisas en mi interior.

Tomando la evaluación como un proceso sistemático, continuo, gradual e integral que permite valorar el nivel de avance o dificultad en el proceso de aprendizaje, en cuanto al alcance de logros propuestos, para generar estrategias de mejoramiento, yo podría afirmar entonces, que la mayoría de procesos evaluativos por los que he pasado como estudiante, me han servido para obtener certificados. Creo que para los docentes la evaluación ha servido para validar mi presencia y nivel de desempeño en respuestas condicionadas para ratificarlo ante las instituciones.

Desde esta mirada el proceso de evaluación no apunta a posibilitar espacios reflexivos acerca del proceso de aprendizaje, ni mucho menos a valorar la adquisición de los conocimientos. Es así que la evaluación no da cuenta a los evaluadores (docentes) de lo que he aprendido, pues la mayor parte de los aprendizajes se aplican realmente en tiempos muy posteriores a las evaluaciones de los cursos, entonces,como lo señalan Brown, Collins y Duguid 1989,” la escuela habitualmente intenta enseñar a los educandos por medio de prácticas sucedáneas (artificiales, descontextualizadas, poco significativas), lo cual está en franca contradicción con la vida real”,en consecuencia la evaluación es sí mismo una práctica sucedánea.

Todos sabemos que la evaluación sólo por su nombre (en nuestros esquemas mentales) causa en la mayoría, sensaciones de angustia o ansiedad por tener que darle cuenta a otros de (en algunos casos) la información recibida, (en otros) la comprensión de dicha información y (en casos escasos) la aplicación no muy real (sucedánea) de esa información. Siguiendo esta línea, la evaluación no mide lo que he aprendido, la evalaución ha sido un agente externo que está dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje, fisgoneando y vigilandos que las “cosas” se hagan como debe hacerse.

Es difícil en nuestro sistema educativo que el docente intervenga a cada uno de los estudiantes en las dificultades que se le presentan durante el proceso de aprendizaje; la ayuda pedagógica desde la evaluación, en pocos casos me ha posibilitado la creación de estrategias para mejorara los procesos de aprendizajes y la adquisición del conocimiento.

En ocasiones se me ha pasado la idea de que la tecnología en los procesos de evaluación que he tenido (anterior al curso de Ambientes virtuales), fue un herramienta usada para cumplir requerimientos y no para facilitar la reflexividad (dudas y transformaciones dadas por la razón, ante la certeza del conocimiento científico, tanto social como natural) Giddens,1997. Esto último,la reflexividad, se ha tornado recurrente en los dos últimos cursos en los que he participado.

La tecnología no se presenta como inteligente, más bien su presencia en los procesos de evaluación tendría que ser una mediación para que el estudiante participe activamente de su formación y para aque la tranSferencia de responsabilidad (ZDP Vigotski) se de gradual y exitosamente apropiando estrategias que van surgiendo de los procesos evaluativos para la formación de sujetos autónomos.

Ahora emergen de nuevo  en mi, inquietudes acerca de las concepciones de los docentes y compañeros con los que he compartido sobre el aprendizaje social y colaborativo, con respecto a la evaluación de las tareas de aprendizaje y los resultados “medibles”.En este sentido la evaluación en grupos de trabajo desde mi experiencia no ha evidenciado suficientemente los logros de mis compañeros y los mios,tendría pues, que potenciar la autonomía y la construcción colaborativa del conocimiento.

Los recorridoa que he hecho a lo largo de mi vida, me han permitido madurar y dentro de ese proceso,evaluar mis logros, dificultades y además estrategias desde todos los ámbitos. Con lo anterior, quiero decir que la evaluación, es una parte fundamental en mi cotidianidad, desde el ser y el hacer, me es imposible separar lo que soy y lo que hago, es así que estoy en revisión constante de mis vivencias, acciones,actitudes, sentimientos…DE MI.

Pesquizas en el entorno

La evaluación ha sido un tema inquietante y controversial en todos los ámbitos, pero de especial recurrencia en el educativo.Entre mis compañeros docentes se presentan expresiones como: “cuando están muy necios , los arreglo con una evaluación” “ninguno merece un cinco” “esto no me lo gana nadie” “se las voy a tirar fácil p´que nadie me pierda” “que ganen todos, no me quiero echar esos muchachos de enemigos” “les pregunto lo mismo del teller p´que ganen” “todos sabemos que la evaluación es una exigencia institucional”.

Tomando estas expresiones como punto de partida, podría afirmar que no se evalúan procesos de aprendizaje, que la evaluación se torna como un patrón para homogenizar.

En diálogos con cmpeñeros y estudiantes, he logrado inferir que el proceso evaluativo no es continuo, ni promueve espacios reflexivos sobre los procesos de aprendizaje y enseñanza; que se presentan confusiones en la conceptualización y en el por qué de ello.

 Los estudiantes son evaluados de diferentes formas, pero ellas dan cuenta ( la mayoría de veces) de lo que el docente quiere(contenidos requeridos desde la planeación, desde el currículo).

La mayoría de estudiantes detestan la palabra evaluación y todo lo que se le parezca(quiz, exámen, prueba, taller, exposición, tarea…) y afirman que generalmente lo hacen por cumplir y que estudian para ser “mediddos” es más, no estudian mucho. Sus hábitos de estudio contemplan  métodos nemotécnicos para responder a preguntas amañadas por el docente, pocas veces se hacen la reflexión acerca de la aplicabilidad real del aprendizaje adquirido o de los contenidos que se trabajarán.

Mis compañeros aducen que la evaluación se torna difícil por el número de estudiantes en las clases, que si fuera menor, los espacios evaluativos podríen ser continuos y el aprendizaje tal vez sería significativo. Aunque la moyoría tiene experiencia en pedagogía, le prestan poca atención a la evaluación de los procesos de enseñanza-aprendizaje, se respira en el ambiente un adormecimiento sobre el tema, se cree que los estudiantes no aprenden porque no quieren, por los distractores y por falta de acompañamiento; y que el proceso de enseñanza está bien, según los requerimientos institucionales.

Los estudiantes dicen que estudian para el exámen, que lo que les pregunten mañana, ya no estará en susu recuerdos, que se acuerdan sólo de lo que les ha llamado la atención.

Los compañeros docentes, así mismo dicen que la evaluación es subjetiva, aunque hallan parámetros claros establecidos, se tiene en cuenta la actitud del estudiante.

En fin, el tema”evaluación” seguirá generando controversia, ambigûedad, confusión, nerviosismo, desagrado, mientras no gestemos cambios estructurales en nuestros esquemas mentales, en nuestra prácticas y en nuestros discursos. 

Semana dos, terminada!!!

Trasegando por los caminos…Delfin baojo el agua.gif

Logré por fin terminar la tarea que tenía lista en borrador y que no la había subido al blog. Estoy muy entusiasmada con este trabajo, aunque si se me torna un poco difícil lo de la escritura constante, un hábito que había adquirido hace algún tiempo , y que con ocupaciones de tipo laboral, lo fui rezagando.Se han presentado algunas dificultades u  ordalías en el trayecto, que me han hecho tomar decisiones importantes, priorizar y pararme a observarme desde otra mirada.

He leído en mis compañeros reflexiones y aportes enriquecedores desde todos los ámbitos, en sus experiencias académicas, laborales y personales,que han hecho que me sienta acompañada en los recorridos, sin embargo , ocasionalmente me embarga un tanto de angustia, pues mi ritmo de trabajo siempre ha sido lento, y se evidencia en el diario doctic, multitud de participaciones, entonces es en esos momentos en  que recuerdo las palabras de mi mamá:”la vida es una , hay que disfrutar los raticos que tiene, sean alegres o difíciles , porque no se repetirán nunca más” . Y yo soy un poquitico obediente, me la estoy gozando!!!, he tirado alunas cosillas que me bloqueaban el corazón y el entendimiento, que no me dejaban abrirme para comprender las dinámicas de la vida, de mi vida, de otras vidas , que en total son mi vida también!!!   http://www.youtube.com/watch?v=cZAxpfVY5ik

Continúo entonces con otra de las tareas que siguen , que por cierto!!! ya muchos la hicieron…Lapiz.gif

Tarea,por fin terminada!!!

Otros   http://www.youtube.com/watch_popup?v=0VagYpXOMb8&vq=large#t=03   en el asunto

 

He  conversado con algunos estudiantes que se encuentran en el ámbito de la Ed Básica  y otros en Pregrado, jóvenes entre los 16 y 25 años,me ha sorprendido lo que descubrí sobre la presencia de las TIC en su vida.Ninguno de ellos ha participado en cursos en línea, han hecho uso de plataformas de aprendizaje para recibir información y recursos para las clases presenciales.Sólo dos de llos(de siete)comenzaron cursos en el SENA sobre temas de su interés,sin embargo desertaron por que no encontraban respuestas ante sus inquietudes;expresaron poca interacción y orientación por parte del instructor del curso, aducen además que estudiar a través de una pantalla se torna extraño y poco productivo,prefieren las clases presenciales.

Para su desempeño académico los estudiantes usan las tecnologías emergentes(computación móvil y ocasionalmente contenidos abiertos) pero para recibir o buscar  información. Las redes sociales y el messenger escasas veces los usan para compartir tareas o trabajos.No son muy concientes sobre los aprendizajes que han adquirido a travès del uso de las TIC  , las ven como una forma de mantenerse enterados de lo que pasa con sus amigos o conocidos.

La mayoría  conoce el manejo básico del computador y a algunos se les dificulta enviar archivos en diversos formatos,aunque se envian fotos y videos a través del chat.En ciertos casos, algunos docentes les presentan blogs o sitios web para que  complementen los contenidos vistos en las clases presenciales a lo cual no le prestan mucha importancia. Expresan que les parece novedoso que los docentes los remitan a esos recursos pero que ellos están acostumbrados a darles otros usos. 

Dando una mirada a las conversaciones que tuve con los estudiantes,en las que me fue difícil no hacer juicios ni dar opiniones,me quedan  cuestionamientos, acerca  del  papel mediador del maestro en los procesos formativos de los estudiantes, apropiando la tecnología con sus posibilidades, haciendo  de ella también un mediador en dichos procesos.Como lo había anotado antes en elagún comentario, la escuela tiene que “revolcarse” avanzar al ritmo de las generaciones que tiene a su cargo, generaciones de jóvenes perdidos en paraísos de espejismos,  paraísos que tienen escondido el fruto del conocimiento. Corresponde pues a la escuela ser la guía  para ese descubrimiento.Les comparto  un artículo de Jesús Martín Barbero, que habla en la cuarta parte acerca de lo que anote, sin embargo todo el artículo contiene aspectos interesantes de reflexión para nuestro quehacer docente  ,enmarcado en los nuevos lenguajes y estéticas que emergende las TIC. http://www.oei.es/pensariberoamerica/ric00a03.htm.

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes